antena telefonía cerca de casa

Si tienes una antena de telefonía cerca de casa, algo cada día más habitual, lo más es importante es que le pidas a unespecialista que mida la radiación para valorar si es nociva o no.
Mediante un escaner de radiofrecuencias se puede realizar esta medición y como decía es importante porque por ejemplo en un edificio a 30 metros de la antena, en el séptimo piso la medición nos puede dar 50 mW/m2 (1), en el tercer piso haber bajado a 3 mW/m2 y a pie de calle que sólo sea de 0,4 mW/m2. Por tanto, como siempre decimos en situaciones que nos pueden causar inquietud, si vemos una antena de telefonía cerca de casa no nos pongamos nerviosos pero actuemos.
Bien, supongamos que somos los que vivimos en el séptimos piso, la medición nos da un valor alto,
sobre todo si está hecha desde los dormitorios o en zonas en las que pasemos muchas hora,¿qué podemos hacer? Podemos colocar un apantallado electromagnético de las radiaciones, es decir, una protección a la radiación que nos vienen del exterior. Si son puertas o ventanas podemos colocar cortinas especiales que podrían reducirla hasta un 90%. Si hablamos de paredes tenemos desde pinturas especiales hasta materiales que reducen de forma drástica la radiación, depende de cada caso y de la intensidad de la misma.
Pasemos al siguiente paso, si ya estamos protegidos puede aparecernos otro problema, este de fácil solución: la pérdida de cobertura móvil de la vivienda o del edificio. Podemos optar por una linea ADSL y la fibra óptica, en definitiva sistemas de cable; estos sistemas son mas rápidos y seguros y lo más importante es que no tienen riesgos para la salud.. Si no podemos renunciar a la telefonía móvil siempre podemos habilitar (no colocar apantallado) en alguna zona de la vivienda y usarla con perfecto conocimiento de causa, es decir poco.

Para terminar aquí veréis los factores que se deben tener en cuenta al analizar la afectación de las antenas sobre la salud:
1. Factor técnico. Tiene que ver directamente con la potencia y la frecuencia de la antena, el más previsible.
2. Factor espacial. Es decir, dónde está colocada la antena, altura, distancia y ángulo, por ejemplo un antena que esté cerca pero muy alta puede irradiarnos menos que otra más lejana pero que esté a nuestra altura.
3. Factor arquitectónico. ¿Qué tenemos entre la antena y nosotros?, por ejemplo un muro de carga de 30cm de espesor disminuye la señal casi un 50% mientras que una ventana permite el paso del 100% de radiación.
4. Factor temporal. Dos variables influyen: el tiempo de exposición y su intensidad, por ejemplo una exposición breve de gran intensidad (teléfono móvil) puede tener el mismo efecto nocivo que la exposición continuada a una fuente de poca intensidad.
5. Factor personal. Cada persona es un mundo y estos campos electromagnéticos nos afectan de forma diferente pero atención a colectivos con mayor riesgo como los niños, adolescentes, ancianos, enfermos o embarazadas.
6. Factor sinérgico. Es decir, que otras situaciones pueden coincidir para aumentar el efecto negativo de la antena sobre la salud, por ejemplo otros campos electromagnéticos, el uso de determinados medicamentos, estrés, polución química, radioactividad…

Un ultimo punto que olvidábamos, tenemos una reglamentación jurídica que nos protege en caso de que las compañías telefónicas la incumplan y existen abogados expecializados en medio ambiente y en regulación urbanística que pueden defensar nuestro derecho.

(1) Densidad de potencia en vatios por metro cuadrado (W/m2) o para campos débiles en milivatios por metro cuadrado (mW/m2)